Wednesday, July 26, 2006

Otro comentario sobre el texto de Carlos Marín

La supuesta contradicción entre el fraude cibernético y el fraude “a la antigüita” es un falso problema. Los que han querido magnificar este asunto eluden lo principal: que habiendo una duda razonable de que al volver a contar los votos el resultado se modifique tendría que ser razón suficiente para aceptar que se vuelva a contar, voto por voto y casilla por casilla.
Está más que claro que el proceso informático montado por el IFE es sospechoso. Basta asumir con un mínimo de honestidad que lo “atípico” del comportamiento del PREP vuelve razonable la suspicacia. Y eso sin contar el comportamiento del mismo sistema en el cómputo distrital. Lo que han encontrado los investigadores de la UNAM que se han involucrado en este asunto es que un comportamiento como el que presentó el sistema informático del IFE resulta tan improbable como que una persona se saque la lotería tres veces seguidas. No es posible negar esto y al mismo tiempo presentarse con cara de gente honesta, o informada.
La insistencia de líderes de opinión como Carlos Marín, entre otros, en que “ahí hay una contradicción” no agrega nada digno de mención a la situación actual. Es ingenuo, por decir lo menos, creer que con un señalamiento pueril, desinformado y desinformante como ese, puede darse salida a la situación política actual. Con reacciones como ésa, que no son más que alboroto, trivialidad y torpeza, este experto en moldeo de opinión demuestra un comportamiento vergonzoso, por irresponsable.

MSdN

0 Comments:

Post a Comment

<< Home